Nada sucede porque sí. Todo tiene un porqué

En los últimos dos meses, desde que entramos en Brasil por la frontera del Chuy, hemos pasado por nueve mecánicos; hemos caminado por la cresta de cañones de hasta 900 metros de desnivel; nos hemos quedado dos veces tirados en la carretera; he perdido mis gafas graduadas; hemos convivido con una pareja de brasileños que está preparando su vuelta al mundo en una furgoneta del año 75; hemos degustado decenas de caipirinhas y zumos naturales de frutas exóticas; hemos tenido que pedir tres grúas para remolcar la kombi, y hemos compartido casa con un ex-convicto por asesinato que está juntando pruebas para demostrar su inocencia y limpiar su nombre.

También nos hemos bañado en tantas playas paradisíacas que hemos perdido la cuenta, a veces con sol, a veces con lluvia; nos han pinchado la rueda delantera izquierda de la furgo; hemos realizado una práctica de yoga en la técnica de renacimiento que nos ha semiparalizado temporalmente las extremidades por la concentración energética; hemos bebido agua de coco después que cortasen la fruta con un machete; mi mano ha chocado con un erizo de mar mientras me bañaba en una playa desierta; hemos disfrutado de la mayor Oktoberfest fuera de Alemania, hemos dormido en un motel con piscina privada, y el motor de la furgoneta se ha desplazado de sitio después que la caja de cambios cayera mientras nos dirigíamos a Río de Janeiro.

Durante una semana hemos vivido en nuestra furgoneta sin ruedas delanteras, delante de la casa familiar de nuestro mecánico de Buzios

Escribo estas lineas en Buzios, en casa del hermano del último mecánico que se ha hecho cargo de la furgo, mientras nos arreglan la Saioneta por enésima vez. En esta ocasión ha sido la dirección la que se ha quejado. Después de esperar las piezas que se habían estropeado durante una semana finalmente han llegado. Mientras tanto seguimos disfrutando de las interminables playas y de los atractivos turísticos de este entrante de agua en el océano Atlántico. Seguimos recorriendo sin prisas la Rua das Pedras, mirando fijamente las aguas de la playa Armaçao para ver salir las cabezas de las tortugas y descubriendo los buffets a quilo de la ciudad, que salen más económicos que los restaurantes turísticos.

Los viajes de largo recorrido siempre tienen altos y bajos. Los momentos álgidos se turnan con las situaciones difíciles. En las últimas semanas hemos vivido bastantes de estos momentos. Bastantes nervios causados, en parte, por las constantes reparaciones del vehículo, y en parte por el alarmismo constante sobre la inseguridad imperante en Brasil. Pero nada sucede porque sí. Todo tiene un porqué.

Aprovechamos la espera para descubrir nuevas playas de Buzios, como la praia do Forno.

En los próximos días marcharemos de Buzios confirmando que nunca puedes hacer demasiado caso a las alertas exageradas sobre la inseguridad de un país. Una política del miedo que te bombardea desde dentro y desde fuera de cada país que visitas y que no sirve para otra cosa que para limitar y controlar tus movimientos.

Una vez más, nos hemos encontrado con malos mecánicos y con buenos mecánicos. De nuevo hemos visto que las apariencias engañan. Que el taller más limpio y especializado, con la maquinaria más avanzada, no necesariamente es el más bueno. Que el buen mecánico de la ruta lleva las manos y el mono de trabajo sucios de grasa y te echa una mano como profesional y como persona. Como mecánico hace lo posible para solucionar el problema del vehículo; como persona te ayuda en lo que puede en un momento de dificultad.

A falta de Saioneta nos movemos por Buzios con un servicio regular de vans y a pie. Paseamos por la rua das Pedras una y otra vez.

Finalmente, confirmamos que siempre hay que ver la cara positiva de la vida. Puede parecer que todo va mal, que todo se tuerce, pero de hecho estamos haciendo lo que queremos. Estamos viajando por el mundo, descubriendo y aprendiendo cada día. Y las dificultades del camino no son otra cosa que pruebas que vamos superando con éxito para seguir creciendo en el camino de la vida.

No queremos terminar este post sin agradecer el apoyo de Tiago, de Carla y Marcelo, de Jordi y el equipo del Casal Català de São Paulo, de Federico, de Juan, de Ánderson y sus hermanos, de la familia de vendedores ambulantes que nos dio una mano cuando nos quedamos tirados en la carretera que va a Río y de todas las personas que nos han ayudado en nuestro accidentado paso por Brasil.

¿Te gusta Furgo en ruta?

Colabora con nosotros para ayudarnos a seguir creando contenido de calidad. ❤️

Regálate este hermoso USB de la mítica furgoneta Volkswagen con la banda sonora de Furgo en ruta y 32 Gb en 5 colores a escoger. Perfecto para ti o para cualquier amante de las furgos a quien quieras sorprender!

¡Gracias por ayudarnos! ❤️

Con tu colaboración estás contribuyendo a la producción del próximo disco y del documental de Furgo en ruta.

Comparte el artículo si te ha gustado ;-)
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Somos Marta y Marià

Viajando en camper y filmando por América desde 2012

¡Hola! Somos Marta y Marià
Una pareja de catalanes viajando por América en furgoneta camper desde 2012
La productora
Realizamos vídeos comerciales, fotografía aérea, terrestre y subacuática y páginas web para empresas.
Miembros de
Dale al botón para seguir todas nuestras historias
Otros artículos
Déjanos un comentario

7 comentarios en “Nada sucede porque sí. Todo tiene un porqué”

  1. Totalmente de acuerdo, Vito. Mientras todo sean reparaciones y el viaje pueda seguir adelante, son cuestiones menores. Seguro que visitaremos todavía muchos más ‘hoteles’ naturales.
    Abrazos!!!

    Marta y Maria!, espero que todo quede en reparaciones de fierros, den gracias a Diós que cuentan con salud y mucho ánimo para seguir con su sueño de libertad por el mundo, aún les faltan muchos hoteles de mil estrellas por visitar.

    Vito

  2. Vito García

    Marta y Maria!, espero que todo quede en reparaciones de fierros, den gracias a Diós que cuentan con salud y mucho ánimo para seguir con su sueño de libertad por el mundo, aún les faltan muchos hoteles de mil estrellas por visitar.

    Vito

  3. Sim Nós conhecemos muitas pessoas que nos ajudaram ao longo do caminho e estamos desfrutando muito do país, apesar dos problemas mecânicos. Gasolina não é barato, mas ainda era mais caro no Uruguai (E o diesel salvou um pouco!;) Abraços.

    O brasileiro e assim mesmo solidário,gosta de ajudar,espero q vcs goste desse país tão binito com praias ,cachueiras, montanhas,tbm tem a gasolina mais cara do mundo,boa viagem!!!

  4. O brasileiro e assim mesmo solidário,gosta de ajudar,espero q vcs goste desse país tão binito com praias ,cachueiras, montanhas,tbm tem a gasolina mais cara do mundo,boa viagem!!!

  5. Como dijo un buen amigo, la clave de la felicidad es no tener miedo y yo diría que también es la clave para tener una mayor libertad. Todo va conectado.

    Gracias por los ánimos. Un abrazo!!!

    Política del miedo…un invento de los de arriba, para controlar a los de abajo…..

    Ánimo…que todo lo que se tuerce, puede enderezarse……

  6. Política del miedo…un invento de los de arriba, para controlar a los de abajo…..

    Ánimo…que todo lo que se tuerce, puede enderezarse……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mariano Miño Puigcercós.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Aruba (proveedor de alojamiento web).
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba

Sigue nuestras historias

Responsable: El titular del sitio. Finalidad: Envío de noticias, publicaciones, así como correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Mailchimp (The Rocket Science Group LLC d/b/a), proveedor de email marketing con domicilio en EEUU. Puedes consultar aquí su política de privacidad. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Información Adicional: Puedes consultar la información detallada en la política de privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad