La Ruta

El 14 de junio del 2012 aterrizamos en Buenos Aires con la idea de cruzar Sudamérica en camper en un año y medio. Cinco años más tarde seguíamos en América del sur, cautivados por sus tradiciones, por sus paisajes y por el carácter alegre y acogedor de su gente. 

Después de siete años y medio viajando por América Latina, en un itinerario que nos ha llevado hasta el sur de México, hemos decidido concluir esta primera etapa del viaje y hacer un alto en el camino.

¿Quieres ver la ruta de nuestro viaje por América Latina? Te dejamos un mapa interactivo y un google maps con enlaces a todos los vídeos que hemos estrenado sobre este viaje alucinante.

Desde 2012 viajando por América

Dónde estamos

Estamos en Catalunya

Actualmente nos encontramos en Catalunya, nuestra tierra natal, mientras que la Saioneta se ha quedado en Cancún esperando nuestra vuelta para proseguir la ruta por América.

Viajamos a Catalunya tres meses antes de que se decretara la cuarentena. En ese tiempo, decidimos comprarnos otra furgoneta camper, la Caseta, así que ahora mismo estamos viviendo de nuevo en la furgo, rodeados de naturaleza en un espacio cedido por un familiar.

0
Años viajando
0
Países visitados
+ 0
Miles de kilómetros

Sudamérica

Argentina y Chile

El 14 de junio del 2012 aterrizamos en Buenos Aires después de enviar nuestro vehículo vivienda en barco desde Barcelona. Nuestra idea inicial era cruzar Sudamérica de sur a norte en un plazo aproximado de un año y medio. Pero cinco años después seguíamos descubriendo una región que nos ha cautivado por sus tradiciones, por sus paisajes y especialmente por el carácter alegre y acogedor de su gente. 

La ruta empezó desde la capital argentina en dirección norte hasta llegar a las majestuosas Cataratas de Iguazú. Cruzamos el Chaco hacia el noroeste argentino y pasamos a Chile por el paso de Jama. Tras visitar la surrealista región de San Pedro de Atacama, donde descubrimos que se puede hacer surf en las dunas de arena, fuimos dirección sur hasta la Patagonia. Hicimos toda la carretera austral chilena y llegamos hasta el kilómetro cero de la mítica ruta 40 argentina, donde nos rodeamos de pingüinos en Cabo Vírgenes, haciendo realidad uno de los sueños de Marta. Así alcanzamos Ushuaia, la urbe más austral del continente: el fin del mundo. Desde Ushuaia nos volvimos hasta Buenos Aires emprendiendo un viaje hacia el norte que algún día debía llevarnos hasta el punto más septentrional de Sudamérica. Así pasamos el primer año de ruta en Argentina y Chile.

Uruguay, Paraguay y Brasil

A mediados del 2013 viajamos hacia Uruguay, donde pasamos dos meses y medio. Descubrimos la danza típica del país, el candombe, y vimos a la impresionante ballena franca austral por primera vez en nuestras vidas. Una experiencia inolvidable. 

Entramos en Brasil por el Chui. Visitamos el sur de Brasil durante tres meses hasta llegar a Minas Gerais, mítico por su gastronomía y por sus bellas ciudades coloniales, como la escarpada Ouro Preto. Desde allí tuvimos que recorrer más de 2.500 kilómetros para salir a Paraguay y poder renovar el visado, ya que nuestro permiso por turismo sólo nos permitía permanecer un trimestre seguido en el país.

Después de pasar dos meses en Paraguay, donde conocimos sus principales misiones jesuíticas y recorrimos el sur hasta Asunción, nos volvimos de nuevo a Brasil. No queríamos perdernos el célebre carnaval de Río de Janeiro, una de las urbes más impresionantes de Sudamérica. Desde la capital carioca, seguimos la costa en dirección norte hasta el estado de Bahía, célebre por sus playas de aguas cristalinas y arenas claras y por las maravillas naturales de la Chapada Diamantina.

Después de pasar tres meses más en Brasil, la ruta nos devolvió a Paraguay, un país con mucho arte donde cada pueblo produce su propia artesanía.

Bolivia

El siguiente país fue BoliviaEl salar de Uyuni y las lagunas altiplánicaslas minas de Potosí, la ciudad colonial de Sucre o el lago Titicaca (tan increíble del lado Boliviano como del Peruano) son sólo algunos de los destinos que más nos impresionaron de uno de los países más auténticos de Sudamérica.

Perú

Seguimos recorriendo la cordillera de los Andes por Perú, donde nos centramos especialmente en la zona sur. Recorrimos las rutas de vértigo del cañón del Colca, disfrutamos de la colonial Cusco, el ombligo del mundo, y de los vestigios incas del Valle Sagrado y el Machu Picchu. Sobrevolamos las enigmáticas líneas de Nasca y seguimos las desérticas carreteras de la costa hasta el norte del país. En Lambayeque visitamos uno de los museos que más nos han impactado de Sudamérica: el museo Tumbas reales de Sipán, que muestra los restos encontrados en la tumba del Señor de Sipán.

Ecuador

Cruzamos Ecuador por los Andes, donde descubrimos ciudades coloniales de bella arquitectura como Cuenca o Quito, vivimos los carnavales de Guaranda y Ambato y alcanzamos la «mitad del mundo». Descendemos por el cráter del Quilotoa, y nos paseamos durante horas por las calles del mercado de Otavalo.  Y hacemos realidad otro de nuestros sueños viajeros: conocer el archipiélago de Galápagos. Nos rodeamos de tiburones y tortugas marinas en una inmersión mágica en el León Dormido, jugamos con los leones marinos en San Cristóbal y descubrimos especies que ni conocíamos en el tour de los túneles de Isabella.

Colombia

Seguimos nuestro camino hasta alcanzar la mágica Laguna Cocha, en el sur de Colombia, donde cumplimos nuestro tercer aniversario en ruta. Seguimos por los paisajes agrícolas del eje cafetero hasta que llegamos al Caribe colombiano, donde exploramos la Ciudad Perdida, el mejor trekking de Colombia. La ruta siguió rumbo al norte hasta alcanzar el punto más septentrional de Sudamérica: Punta Gallinas.

Venezuela

Tras encontrarnos con la frontera colombo-venezolana cerrada al tráfico, decidimos viajar por Venezuela como mochileros durante cerca de tres meses. En este tiempo visitamos el Salto Ángel, la cascada más alta del mundo, estuvimos en la isla Margarita y la isla de Coche, y navegamos en velero hasta la recóndita y paradisíaca isla La Blanquilla. Y volvimos a Colombia, donde estuvimos otros tres meses, en los que vivimos el carnaval de Barranquilla.

Una vuelta más

De ahí la ruta nos devolvió hasta Ecuador, Perú, Bolivia y de nuevo Argentina, el país donde empezó el viaje.

Desde Argentina, emprendimos la ruta de nuevo rumbo al norte hasta llegar de nuevo a Colombia. Enviamos la furgoneta en contenedor de Colombia a Panamá para comenzar el viaje por Centroamérica.

Centroamérica y México

Desde inicios del 2018 vivimos durante más de un año viajando entre Panamá y Costa Rica.

Además de iniciar un viaje más interior y empezar a meditar y a practicar yoga de forma regular, conocimos algunas de las islas más impresionantes del viaje, como el archipiélago de San Blas, con más de 300 islas diseminadas por el Caribe panameño.

Disfrutamos como niños con zapatos nuevos de la biodiversidad y de las innumerables playas de Centroamérica. Ver al tiburón ballena, en una inmersión en isla Coiba, Panamá, fue una de las experiencias subacuáticas más impresionantes, mientras que en tierra firme pudimos ver al oso hormiguero y al raro escarabajo arlequín en el parque Corcovado y centenares de colibríes en el bosque humedo de Costa Rica.   

Nuestro viaje por Centroamérica siguió por Nicaragua, donde vivimos otra experiencia única: ver la lava de un volcán activo.

Cruzamos Honduras para llegar hasta El Salvador, donde probamos las míticas y sabrosas pupusas y nos sumergimos en unas de las aguas termales más sorprendentes de todo el viaje, las cascadas termales de Malacatiupán.

En Guatemala nos dejamos cautivar por la rica y colorida cultura de sus pueblos originarios y nos deslumbraron las ruinas mayas de Tikal, perdidas en medio de la selva. 

Finalmente, tras cruzar Belize llegamos al sur de México, donde descubrimos el apasionante mundo de cuevas sumergidas que conforman los cenotes y vivimos intensamente una celebración con la que Marta soñaba desde que salimos a la ruta: el día de los Muertos.

Después de siete años y medio viajando, decidimos hacer una parada y pasar unos meses en nuestra tierra, cerca de la familia. Con esta decisión nos anticipamos, sin saberlo, a una situación que paralizaría el mundo entero.

El viaje físico quedó parado para darle más lugar al viaje interior. Y la Saioneta, nuestra furgoneta vivienda, quedó en México para la próxima etapa del viaje hacia el norte del continente americano.

Todos los destinos

Pincha en cada categoría para ver todos los artículos de ese destino.

Tiempo viajando:  10,5 meses
Destinos recomendados: Iguazú, rutas de los 7 lagos y de Calafate a Salta, PN Los Glaciares, cabo Vírgenes.

Tiempo viajando:  6 meses
Destinos recomendados: Oruro en carnaval, salar de Uyuni, lago Titicaca, valle de la Luna, carretera de la Muerte.

Tiempo viajando:  6 meses
Destinos recomendados: Rio de Janeiro, Chapada Diamantina, Cumuruxativa, cañones de Cambará do Sul.

Tiempo viajando:  1,5 años
Destinos recomendados: San Blas, Coiba, Punta Uvita, PN Corcovado, volcán Masaya, Tikal, salto de Malacatiupán.

Tiempo viajando:  3 meses
Destinos recomendados: San Pedro de Atacama, carretera Austral, Torres del Paine, termales de Coñaripe.

Tiempo viajando:  9 meses
Destinos recomendados: Barranquilla en carnaval, Eje cafetero, Ciudad Perdida, Cartagena de Indias.

Tiempo viajando:  6 meses
Destinos recomendados: Galápagos, laguna Quilotoa, ruta de Baños a Pailón del Diablo, Mompiche.

Tiempo viajando:  3 meses
Destinos recomendados: Oaxaca en el Día de los Muertos, cenotes de la Rivera Maya, laguna Bacalar, Tulum.

Tiempo viajando: 4 meses
Destinos recomendados: Encarnación en carnaval, ruta de la artesanía, Jesús de Tavarangüe y Trinidad.

Tiempo viajando:  10 meses
Destinos recomendados: Cusco y Machu Picchu, Chachapoyas, oasis de Huacachina,  lago Titicaca.

Tiempo viajando:  2,5 meses
Destinos recomendados: Montevideo y su Desfile de Llamadas, Cabo Polonio, Colonia de Sacramento.

Tiempo viajando: 2,5 meses
Destinos recomendados: Salto Ángel, Canaima, Isla la Blanquilla, Los Roques, isla de Coche.

El viaje a la India que nos motivó a dejarlo todo para vivir viajando, con especial foco en la ciudad de Benarés. 

La vida en camper en nuestra tierra natal, Catalunya, y algunos de los destinos europeos visitados antes del gran viaje.

Ir arriba

Sigue nuestras historias

Responsable: El titular del sitio. Finalidad: Envío de noticias, publicaciones, así como correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Mailchimp (The Rocket Science Group LLC d/b/a), proveedor de email marketing con domicilio en EEUU. Puedes consultar aquí su política de privacidad. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Información Adicional: Puedes consultar la información detallada en la política de privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies