12. Gauchito Gil: Siguiendo las banderas rojas

Durante la ruta por las carreteras argentinas nos hemos ido cruzando de forma habitual con banderas y cintas rojas. En algunas zonas las encuentras bien seguidas, a ambos lados de la vía, señalando pequeños templos improvisados que con el tiempo se han ido llenando de ofrendas y de fe. En otras áreas las telas coloradas aparecen de repente, aisladas, testimoniando un fenómeno de devoción popular que se extiende por todo el país y más allá de sus fronteras.

Siguiendo las señales rojas llegamos hasta Mercedes, el punto de origen de este fenómeno, donde visitamos el santuario del Gauchito Gil, uno de los puntos de peregrinaje más importantes de Sudamérica. Centenares de personas pasan cada día por la población correntina para poner una espelma a este trabajador rural, Antonio Mamerto Gil Núñez, que fue asesinado el 8 de enero de 1878 y se ha convertido en el protector de los pobres y también de las clases trabajadoras.

Cada 8 de enero, miles de personas abarrotan el santuario, situado en el lugar donde se emplazó la tumba de Antonio Gil, a ocho kilómetros de la ciudad de Mercedes, donde nace la leyenda y un auténtico movimiento religioso y comercial. Bien vale la pena una visita al santuario. Cualquier día del año encuentras comerciantes que venden todo tipo de merchandising relacionado con el Gauchito Gil, fieles poniendo una espelma y centenares de chapas enganchadas en las paredes para dar fe del paso por el santuario.

Antes de abandonar el santuario, pintamos de rojo la parte de atrás del símbolo de la paz que llevamos colgando delante de la Saioneta y escribimos ‘Gauchito’ para que nos acompañe durante nuestro viaje. Ya sea por superstición o por creencia, toda ayuda es bienvenida durante la ruta.

La leyenda

Son diversas las versiones sobre la historia del Gauchito Gil, del que cuentan que era una trabajador del campo que desertó tras ser reclutado para combatir en la guerra. Antes de que su verdugo lo ejecutara, Antonio Gil, que estaba esperando una carta de absolución, le advirtió que cuando llegase a casa se encontraría a su hijo muy enfermo y que debería rezar en su nombre para que se salvase, ya que estaba derramando la sangre de un inocente.

Tras llegar a su casa, efectivamente el comisario vio cumplidas las previsiones, de manera que fue hasta el sitio donde había matado al Gauchito y le dio un entierro digno. Desde entonces, la leyenda ha ido creciendo hasta la actualidad, convirtiendo a esta figura en un auténtico movimiento de masas.

¿Te gusta Furgo en ruta?

Colabora con nosotros para ayudarnos a seguir creando contenido de calidad. ❤️

Regálate este hermoso USB de la mítica furgoneta Volkswagen con la banda sonora de Furgo en ruta y 32 Gb en 5 colores a escoger. Perfecto para ti o para cualquier amante de las furgos a quien quieras sorprender!

¡Gracias por ayudarnos! ❤️

Con tu colaboración estás contribuyendo a la producción del próximo disco y del documental de Furgo en ruta.

Comparte el artículo si te ha gustado ;-)
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Somos Marta y Marià

Viajando en camper y filmando por América desde 2012

¡Hola! Somos Marta y Marià
Una pareja de catalanes viajando por América en furgoneta camper desde 2012
La productora
Realizamos vídeos comerciales, fotografía aérea, terrestre y subacuática y páginas web para empresas.
Miembros de
Dale al botón para seguir todas nuestras historias
Ir arriba

Sigue nuestras historias

Responsable: El titular del sitio. Finalidad: Envío de noticias, publicaciones, así como correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Mailchimp (The Rocket Science Group LLC d/b/a), proveedor de email marketing con domicilio en EEUU. Puedes consultar aquí su política de privacidad. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Información Adicional: Puedes consultar la información detallada en la política de privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad